La vida de una geisha: arte y sufrimiento

Publicado: 8 octubre, 2012 en Uncategorized

Por Laura Alaguna 

La novela “Memorias de una geisha” escrita por Arthur Golden es llevada al cine, con el mismo nombre, bajo la dirección de Rob Marshall quien divide la dramática historia de Chiyo, una niña que tiene que afrontar una serie de sufrimientos y pérdidas para lograr convertirse en una geisha, en 3 fragmentos principales: el primero, narra la separación de Chiyo y su familia, y la llegada a la casa de las geishas siendo tan sólo una niña. Este fragmento es muy importante, ya que los castigos, las injusticias y las tristezas que tiene que vivir la niña son las experiencias que determinarán su personalidad y forma de actuar siendo una mujer. Del mismo modo, en este fragmento es que ella conoce al Presidente, quien será su amor imposible; en el segundo, Chiyo es una adolescente que se convierte en la geisha más famosa por sus cualidades y, como bien se muestra en la película, por el color de sus ojos que se asemejan al color del agua: “si se ve atrapada siempre busca un nuevo camino”; enel último fragmento la historia se altera por causa de la guerra que descontrola la vida cotidiana japonesa y por supuesto, la vida de las geishas y de personajes como el Presidente.

La historia es contada anacrónicamente, ya que comienza con una narración por parte de la protagonista, Sayuri, nombre que le es otorgado al convertirse en geisha, como si estuviese hablando de ese cruel pasado que le tocó vivir desde niña, pero la mayoría de situaciones van ocurriendo en presente. También finaliza con la narración de Sayuri.

Este drama, llamativo por la combinación entre lo trágico y bello de la historia de Sayuri, se caracteriza por la elaboración detallada de los personajes y las atmósferas, haciendo que la trama sea clara y comprensible. Aspectos como el vestuario, el maquillaje y el trabajo corporal de los actores, especialmente de Ziyi Zhang, actriz que interpreta a Sayuri, quien a pesar de ser china logra una excelente interpretación de la historia de vida de la japonesa, lo que generó, sin embargo, controversia e inconformidad especialmente en China.

Es llamativa la contradicción que se presenta entre la vida disciplinada de una geisha, quien enmascarada en maquillaje, movimientos delicados y finos, y hermosas danzas esconde sentimientos naturales de todo ser humano, deseos frustrados al no poder amar a quien verdaderamente ama. En la novela la historia de amor es el hilo conductor y aspecto de gran importancia como no lo es la carrera de geisha de Sayuri, a diferencia de la película en la que se le da más énfasis a este último aspecto, obviamente sin dejar de lado la parte sentimental del personaje principal.

La fotografía y la música son trascendentales en el film. En cuanto a la fotografía, se destaca la iluminación para escenas de interiores y nocturnas. Es el caso de la iluminación de escenas utilizando como luz, la producida por velas, lo que le da a ese preciso momento un carácter íntimo. Este método de iluminación es contrastado con los grandes efectos lumínicos utilizados, por ejemplo, en el momento en que la Sayuri hace un bellísimo espectáculo en el que se presenta la sociedad como futura geisha. Así mismo, la luz permite darle matices a las escenas trasmitiendo las emociones de cada una, de tal forma que acompaña momentos trágicos como el incendio en la Okiya, ocasionado por su rival Hatsumomo o de gran virtuosidad como el baile anteriormente mencionado. En cuanto a la música, también resalta las sensaciones que sienten los personajes, los estados de ánimo y las tensiones de las escenas. Además complementa las imágenes mediante el uso de sonidos que generan diversas atmósferas como las calles o el sitio donde se educan las geishas, lo que genera verdad en la narración. Es de vital importancia resaltar el uso repetitivo de determinados instrumentos como el violín o el violonchelo, ya que de cierto modo, estos instrumentos son la representación de las vivencias de los personajes. Es así como el violonchelo acompaña escenas en las que Sayuri se encuentra sola o triste, ya que éste instrumento intensifica esa noción de soledad. De igual forma sucede con instrumentos de percusión y ritmos más acelerados para darle diferentes matices a las escenas que requieren mayor velocidad o emociones más fuertes.

El mensaje que la película plantea es muy interesante ya que, comparándolo con la sociedad occidental, no se aleja mucho de los sufrimientos y restricciones que deben vivir aquellos que aspiran determinadas cosas que les den reconocimiento o en algunos casos, donde la belleza determina su existencia dejando atrás los sentimientos y la esencia humana. Las injusticias y la envidia están, de igual forma, presentes en ambos extremos, occidental y oriental y, cómo no mencionar la guerra que finalmente termina destruyendo los sueños y vidas.

Esta relación occidental-oriental que plantea el film, hace que sea familiar y llamativo, sumado la belleza de la cultura japonesa.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s